Una guía rápida para administrar el dinero y no morir en el intento

Una guía rápida para administrar el dinero y no morir en el intento

Vivir y compartir gastos

Cuando una pareja decide convivir bajo un mismo techo, es común que se decidan compartir el dinero para algunos gastos, como los de servicios básicos, la hipoteca, la compra de la comida, las expensas, entre otros. Pero, esto puede generar mucho estrés y tensiones. Y es que se requiere, que ambos, sepan muy bien controlar los consumos para conseguir el éxito. Si están comenzando a vivir juntos o desean optimizar sus finanzas, les enseñaré a cómo administrar el dinero en pareja como lo he hecho yo.

Pautas para administrar el dinero

Administrar el dinero en pareja, resulta más sencillo cuando ambos ganan lo mismo o tienen un sueldo similar, ya que todo puede dividirse a medias.

Si no es así, resulta importante que ambos se sienten a conversar en la mesa, no en la cama, preferiblemente con facturas en la mano, para determinar cuál es la forma más lógica en la que pueden dividirse y cubrir los desembolsos que se deben hacer por lo que han consumido

Cuando hay diferencias de sueldos

Muchas parejas a pesar de la diferencia de sueldos prefieren cubrir los gastos a la mitad y de este modo evitar conflictos, sin embargo cada relación toma su propia decisión.

En mi caso, primeros sumamos todos los gastos y posibles gastos y la suma de todo, lo dividimos a partes iguales. El día que yo no puedo cubrirlo, lo hace mi esposo y cuando él no puede cubrirlo, lo hago yo. Pues todo pertenece a la familia y en eso somos una piña.

Cuenta en común

Es una buena idea tener una cuenta en común, en la que cada uno haga el aporte mensual que corresponde. Los servicios pueden domiciliarse a esa cuenta que han abierto. Del mismo modo, de ella puede hacerse la compra de comida, vestimenta, etc. En esta cuenta que abrieron en conjunto, estará ingresado todo aquel dinero que se requiera para los gastos comunes.

Cuenta personal con su propio dinero

Sin embargo, es necesario, saludable e importante, que cada uno tenga una cuenta personal con su dinero propio, para manejar su independencia financiera, si así lo desean y están de acuerdo. Este dinero puede ser administrado y gastado por cada uno de los cónyuges a su antojo. Y es que es importante no olvidar que aunque vivimos en pareja, continuamos siendo individuos con deseos y necesidades personales. Lo importante, es no reprochar a tu pareja por un gasto extra para ella o él.

Planificación de gastos

Manejar y administrar el dinero en pareja, requiere de planificación, deben controlarse los gastos en la medida de lo posible y determinar, si se planea ahorrar, cuánto dinero mensual deberá dar cada uno para conseguirlo. Todo se logra mediante una conversación efectiva y con transparencia. Como reza el dicho «cuentas claras conservan amistades» y en este caso también relaciones.

Ser honestos y transparentes

Es muy importante, ser honestos y transparentes entre la pareja, con respecto al uso que le damos al dinero en común. En muchas ocasiones, cuando uno de los miembros de la pareja gasta más que el otro, se suele acudir a ese fondo común para llegar hasta fin de mes, lo que puede ocasionar un problema si no se hace de forma abierta. Cada vez que alguno de los dos, por cualquier razón recurra a ese dinero debe informar al otro, de este modo no habrá sorpresas desagradables.

Voto de confianza y honestidad

Finalmente, es oportuno recordar que una vez que se decide vivir en pareja se ha hecho también un voto de confianza y honestidad. Pero además, se debe asumir con madurez las responsabilidades y los gastos que conlleva este paso, y tratar de hacer que el aspecto económico, esté lo más equilibrado posible, para conseguir el éxito y evitar tensiones y discusiones.

Problemas económicos que afectan a la familia

Los problemas económicos, forman parte de la rutina cotidiana de muchos hogares, en los que solo uno de los dos trabaja y tiene un sueldo bajo, o también, en los que los dos miembros de la pareja están en desempleo. Los problemas económicos son una realidad, en ocasiones invisible, porque quienes sufren una situación así, tienden a ocultarla y taparla por vergüenza, o también, por miedo a no recibir ayuda.

Con la llegada del mes de Septiembre

Con la llegada del mes de septiembre, y de los gastos extra de la vuelta al cole, los problemas económicos se agravan mucho más, precisamente, porque todo gasto imprevisto se convierte en un bache difícil de soportar cuando la economía doméstica no atraviesa una buena etapa. Lo cierto, es que existen padres que no pueden comprar a sus hijos todo el material escolar necesario.

En otras ocasiones, también existen problemas económicos que afectan de forma directa a la familia, y surgen precisamente, por no hacer una organización adecuada del dinero. La realidad, es que no se puede tener todo, por ello, hay que priorizar y establecer una jerarquía en los propios intereses.

Los problemas económicos, también pueden surgir por un despido inesperado. En ese caso, la persona arrastra sensación de culpabilidad cuando tiene una familia a su cargo. En un caso así, lo único que se puede hacer, es aprovechar el tiempo e iniciar cuanto antes, el proceso de búsqueda activa de empleo.

Conclusión

A veces, la vida nos sonríe y otras debemos afrontar en conjunto problemas económicos. Lo principal es hacer un listado de los gastos mensuales sumados a los gastos extras en vuestra organización de pareja y familiar.

Si te ha gustado este post, comenta y comparte o si prefieres, puedes escribirme privadamente a: contacto.conpersonalidad@gmail.com

 

Deja una respuesta