¿Por qué nos cuesta tanto ser empáticos con los demás?

¿Por qué nos cuesta tanto ser empáticos con los demás?

Quien carece de empatía, acaba con su propio yo

La palabra empatía, es la capacidad de percepción, y se refiere al hecho de comprender aquello que otro individuo está sintiendo. Por lo tanto, las personas que tienen mayor nivel de empatía, son las que saben leer mejor a los demás a través de las palabras, del lenguaje no verbal, en la expresión facial y sobre su tono de voz. Pero, ¿Cómo ser empáticos con los demás? Lo primero, es conseguir ponerse en el lugar del otro, sabiendo escuchar atentamente, porque de esto carecemos y bastante y mostrando autocontrol cuando sea necesario.

Colocarse en los zapatos del otro

Para convertirte en una persona empática, es importante llegar a entender a los demás, aceptando sus opiniones y sus puntos de vista, así como tener en cuenta las circunstancias en las que se encuentra, e incluso su educación y cultura, pues esta es la base en la que se fundamenta su filosofía y probablemente gran parte de toma de sus decisiones.

No podemos anteponer los prejuicios de nuestras creencias, cuando alguien ha pasado o está pasando por momentos fuertes.

Identificar su estado de ánimo

Además de identificar su estado de ánimo, una persona empática, averigua o solo escucha los motivos por los que la otra persona se encuentra así.

De esta forma, lograrás comprender el trasfondo de la situación por la que pasa el prójimo, es decir, lo que representa o significa la experiencia que estuvo o está viviendo ahora mismo.

Asimismo, recuerda que cuando se trata de hablar con esa persona, has de hacerlo con tacto ydelicadeza para no herirle y mostrarle un sincero interés; este hecho se relaciona también con ser mejor persona día a día. Por lo que debes ir paso a paso mostrándole un cariño y respeto. Siempre hablando desde el amor.

Por eso, la pregunta del millón es: ¿Por qué nos cuesta tanto ser empáticos? Es tan difícil escuchar sin juzgar y condenar mental o verbalmente?

Sabe escuchar a los demás

La empatía, tiene que ver con la atención que prestamos a los demás. Por lo tanto, implica escuchar mostrándose interesada/o en lo que el otro individuo tiene que decir.

A veces no resulta fácil abrir el corazón. A algunos les parece más sencillo que a otros, pero debes comprender que todos no somos iguales.

Lamentablemente, esta sociedad que va para el lado que dispara, no sabe que debe respetar al otro desde el amor y no de la vieja creencia, en que cada persona debe pensar igual que una/o, y así todos contentos.

Por lo que, es tu obligación, ser empática/o, respetar a los demás y dejar que hablen sin interrumpirles bruscamente durante el ejercicio de contar su pena o lo que sienta, ya sea frustración o rabia.

De este modo, cuando alguien converse contigo, mantén tu atención en sus palabras, gestos y expresiones. Asimismo mantéenle el contacto visual para demostrar interés, pero sin parecer ofensivo, sino que siempre de modo relajado y quieto.

Y es que, el ambiente debe ser apacible para que ella o él se abra a ti sin sentir que le estás juzgando, criticando y condenando interiormente o verbalmente.

Por otro lado, asiente cuando entiendas lo que te está diciendo para que sea consciente de que realmente le escuchas, y formula preguntas relacionadas para ayudarle poder profundizar en el tema, si desea explayarse. Además, tienes que preguntarle sobre cómo se siente, pero reconocerás sus sentimientos a través de frases como: «Entiendo como tu experiencia puede dolerte» aunque esta diga: «no lo has experimentado, por lo que no puedes entender».

Si contesta de esa manera, es menester, comentarle, que quizás no hayas pasado por una situación como la que ha pasado o está pasando, pero que comprendes su estado de ánimo ante una o varias situaciones límites que no ha sabido resolver y que debería, pensar que toda experiencia mala o buena, es una lección que debió aprender en ese momento y que se espera que haya entendido, no mirando desde el punto de vista negativo, sino positivo para su aprendizaje de vida. Estas palabras es para que vea que puedes identificarte con ella o él y entender su posición.

Ofrece tu ayuda

Si observas, que alguien necesita ayuda, ofrécete para hablar con esa persona desinteresadamente, y hazlo mostrándote a gusto sin dar la sensación de que lo consideras una obligación o incluso un fastidio.

Al día siguiente, si lo deseas y se presenta la oportunidad, pregúntale cómo se encuentra, así observará que te acuerdas de vuestra conversación y se sentirá importante y agradecida, lo cual también le hará sentir mejor.

Sin embargo, y en esto presta mucha atención, debes evitar las frases manidas y no sentidas, pues esto no es nada reconfortante para el interlocutor.

Es decir, trata de observar tus propios sentimientos y de ser sincera hablando con tacto y poniéndote en su sitio.

Mantén la compostura siempre

Otro ejercicio que hay que practicar para tener empatía, es el autocontrol. Esto significa que si has tenido un mal día pero tu amiga/o con el que has quedado tampoco lo está pasando bien en este momento o incluso se trata de ayudar a una persona con depresión, dale preferencia para que te cuente lo que le ha sucedido, escuchándole interesadamente.

Después podrás contarle tus preocupaciones si lo necesitas, pero antepón a los demás por delante de ti. Eso demuestra que eres amable, algo que como has podido observar está bastante ligado a la empatía.

Es verdad, por otra parte, que hay muchas personas que se cierran en si mismas y no se dejan ayudar. Pero para ellas, deberían aceptar de ir a un profesional que les pueda ayudar, aunque tu quieras demostrarle tu empatía.

De ello, se desprende que debes aceptar sus silencios y no machacarles con que deben contarte lo que les ha sucedido o sucede en el momento.

Conclusión

Ahora te pregunto: ¿Somos empáticos con las demás personas?¿realmente nos ponemos en sus zapatos o las condenamos? ¿Has sido poco empática con la gente? ¿por qué te molesta que otros no sean empáticos contigo? ¿Crees que la sociedad ha aprendido a ser pocos empáticos con los demás?

Si te ha gustado el post, comenta y comparte o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Si deseas una cita conmigo como Coach de Vida, puedo ayudarte, si me lo permites. Solo deberás sacar un turno, para aclarar tu mente.

Deja una respuesta