Paradigmas sociales: ¿Por qué te sentencias a que no eres suficiente para los demás?

Paradigmas sociales: ¿Por qué te sentencias a que no eres suficiente para los demás?

¿Tienes que demostrar suficiencia frente a los demás?

Buena pregunta para comenzar este post. Los paradigmas sociales de…¿Cuántas veces has sentido y sentenciado que no eres suficiente para los demás, por más que te esfuerces en mantener contento a todo el mundo?
Pero, ¿Realmente debes demostrar tu suficiencia para los demás? Recuerdo que desde niña, por los paradigmas sociales y creencias heredadas, los padres de aquella generación reprimida,  nos enseñaron que para lograr el amor, y la aprobación de los demás, tenías que hacer todo, para mantener contentos a todos.

Mandato Social

Ahora bien, ese es un paradigma social mandado a recoger y en realidad, no necesitas buscar la aprobación de nadie afuera ni de tu familia, amigos o sociedad, solo la tuya es la más poderosa.

Paradigmas sociales

También en un mundo de exigencias inconscientes,  se le enseñó a los niños que tendrían que cumplir los parámetros sociales, para ser suficiente o estar a la altura, ¿De qué? ¿De una sociedad hipócrita? ¿De la apariencia perfecta ante una sociedad ?
Hoy que los tiempos han cambiado tras la pandemia, me pregunto ¿De quién era ese pensamiento que lo instituyó como una verdad absoluta? ¿De la opinión de nuestros padres, las de los maestros,  los amigos de tus padres, tíos, abuelos,  hermanos, jefes de oficina, los compañeros de trabajo, en fin… la lista sigue.
Y cuánto mal nos han hecho, porque lo cumplíamos a rajatabla sin desviar una opinión personal, no se nos estaba permitido.

Coach de Coaches

En realidad, todos los seres humanos, somos suficientes por el hecho de existir, de ser hijos del Creador, del Todopoderoso, siempre somos y seremos suficientes.
Recuerdo, en un entrenamiento de coaching de varios días al que asistí, con un coach español, en donde como Coach, me había internado en ese entrenamiento con otros coaches, para seguir creciendo en el mundo del coaching, y poder dar lo mejor de mi, a los demás. Hubo controversias, pero también conciliación, lo cual estuvo estupendo.
Teníamos que hacer un ejercicio, y era atravesar con nuestra mano, un tabla por demás muy gruesa, para vencer esos paradigmas que nos fregaban la vida, hasta esa fecha, eso fue en el año 2018.

Ejercitación

A cada uno de nosotros, nos entregaron una tabla, y en ella, teníamos que escribir cuáles eran esas creencias que nos saboteaban. ¡Vaya ejercitación!
Antes de escribir en la tabla, me quede un rato, observando, pensando, analizando. Y en realidad, lo que descubrí es que hay cuatro creencias inconscientes como si fueran células madres, que se albergan en el inconsciente de las personas: La de no
soy suficiente, no me lo merezco, no puedo, no soy capaz, y esas creencias hacen ruido en el interior.   

Paradigmas sociales que nos sabotean

Bueno, el tema no era romper una tabla de madera, sino atravesar esos paradigmas que nos sabotean. Claro, este es un ejercicio guiado por un profesional. Cuidado. Obviamente, que logre atravesar esos paradigmas que me saboteaban.
Hoy en las sesiones de coaching, apoyo a mis clientes para que descubran sus creencias limitantes.  No hago el ejercicio de la tabla, pero si se puede hacer de otra manera.  Lo importante, es hacer consciencia de esas creencias raíces que te dominan.

Síndrome de no soy suficiente

Hay personas que por más que se miran al espejo, piensan que “no son lo suficiente bonitas, o guapos, quizás, no son lo suficientemente inteligentes para buscar lo que se desea·.
Hay otros, que piensan “no soy suficiente para encontrar el amor”, y otros, que por más millones en su bolsillo, y bienes materiales, en su interior en su subconsciente los ronda el Síndrome de no soy suficiente.
 Ahora, ¿Por qué se piensa de esta manera? Es claro, que nada ni nadie nos hará sentir bien, sí primero no lo sentimos nosotros, si no sentimos que sí somos suficientes y que nacimos con un dones naturales que nada ni nadie te podrá arrebatar sí tu no lo permites.

¿Quiénes son los demás para juzgarnos?

Pueden que algunos, opinen que no les gustas, otros quizás, crean que eres poco inteligente, u otros piensen que no te mereces lo mejor, en fin…
Sin embargo, aquí y ahora, debes saber que sí eres suficiente, capaz, merecedor y que puedes hacer todo lo que te propongas, por más circunstancias difíciles que estés atravesando, solo es una circunstancia.
Ni siquiera esa circunstancia te define, no eres tu puesto, ni eres tus bienes materiales, o eres tu dinero, ni eres tus amigos, o eres la opinión de los demás, eres un alma con luz, y por eso eres suficiente. Si, has leído bien, todo eso que te he descripto, son para obviar esos paradigmas sociales que te han impuesto desde niña.

Solo está en que los creas

Personalmente, tengo escrito por todos los espejos de mi casa, SOY SUFICIENTE, MARAVILLOSA, PORQUE TENGO LUZ PROPIA Y NADIE ME LA VA APAGAR CON SUS COMENTARIOS MALOS INTENCIONADOS.
Es un ejercicio que decidí hacer para impregnar y entrenar mi subconsciente cada día, con buena vibra, y por supuesto, que me ha funcionado a las mil maravillas.

Darnos la oportunidad

A mis Coaches o clientes, en los procesos de coaching, les digo, coge lápiz de labios y escribe por todos lados, en tus espejos, soy suficiente. Suena simple y raro a la vez,  hasta quizás para algunos, igualmente no me importa, pero es muy poderoso.
Cada vez, que alguien haga un comentario despectivo, sal a defenderte pero con sabiduría, inteligencia, no que por impulsos, le devuelvas a la otra persona o sociedad, las mismas palabras con el mismo calibre.
Eso no te lleva a ningún lado. No permitas que te manipulen con las palabras. Tu eres más que suficiente. Sé tu misma/o siempre, agrádate para ti misma/o. Los paradigmas sociales, son solo un invento

Conclusión

Ahora te pregunto: ¿En que área de tu vida, sientes que no eres suficiente? ¿Quién te dijo que no eras suficiente? Espero tu comentario aquí debajo.
Si te ha gustado el post, puedes comentar o preguntar. Si prefieres hacerlo privadamente, puedes hacerlo a: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta