Para algunos hombres, tener disfunción eréctil, es todo un tema

Para algunos hombres, tener disfunción eréctil, es todo un tema

Los hombres y la disfunción eréctil

Los hombres, suelen huir ante el tema de tener una impotencia masculina o también se le puede llamar disfunción eréctil, porque se caracteriza por la dificultad o imposibilidad de alcanzar o mantener una erección del pene lo bastante firme como para poder llevar a cabo la penetración y realizar el coito.

Tipos de impotencia

Se puede considerar diferentes tipos de manifestación de la impotencia o disfunción eréctil a saber:

  1. Primaria, que es cuando el hombre nunca ha sido capaz de conseguir una erección
  2. Secundaria, es cuando ha tenido erecciones anteriormente, pero no puede tenerlas en la actualidad,
  3. Situacional, es cuando sólo consigue erecciones en determinadas situaciones o con determinadas personas.

Por otro lado, se distingue la impotencia total, cuando se produce una cierta erección, pero no lo suficiente para poder llevar a cabo el coito, presentándose diversos grados en esta parcialidad.

La mayoría de los hombres, sino todos, han tenido en algún momento un problema de erección más o menos importante.

Pero para que se considere que existe impotencia o disfunción eréctil, este problema ha de presentarse en, al menos el 25% de las relaciones o intentos de relación sexual. Por consiguiente, la presencia esporádica de esta disfunción parece más la norma que algo excepcional.

Impotencia y eyaculación

Hay que tener en cuenta, que el problema de la impotencia, tiene que ver con un inadecuado bombeo de sangre a los cuerpos cavernosos del pene, o una inadecuada retención de la sangre, como para que el pene adquiera una erección importante.

El que el hombre pueda eyacular o no es relativamente independiente de su erección, ya que se implican diferentes mecanismos. En este sentido, aunque algunos hombres con problemas de impotencia puedan también tener afectado el mecanismo de eyaculación, otros pueden, a pesar de su disfunción eréctil, conseguir eyacular.

Impotencia y excitación

El fallo en la erección, no tiene que ver en muchos casos, con la excitación del hombre o con el nivel de atractivo físico que para él tiene su pareja. El hombre puede sentirse excitado en una situación sexual y desear hacer el amor con su pareja, pero su pene no entra en erección.

Causa de la impotencia

La erección o respuesta eréctil se produce al hincharse los tres cilindros esponjosos (dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso), ubicados en el pene, debido a un aumento del riego sanguíneo y una retención temporal de éste.

Es una respuesta eminentemente refleja, muy vulnerable, pudiendo ser alterada tanto por factores físicos, como por ejemplo: la fatiga, consumo de alcohol o determinados fármacos y drogas, como y principalmente, por factores psicológicos (impotencia psicológica), entre los que la ansiedad parece el más importante.

Se estima, que alrededor del 10% de los casos de impotencia, están provocados por factores orgánicos, en especial, los casos de impotencia primaria, considerándose el resto de los casos, aproximadamente, el 90%, producto de factores psicológicos.

Tratamiento de impotencia psicológica

La ansiedad y la preocupación excesiva por lograr un rendimiento sexual adecuado, son unas de las causa más frecuentes de las dificultades de erección. El no centrarse en disfrutar de la situación, sino estar observándose constantemente para ver si se «cumple» con lo que se espera de él como hombre, junto con la ansiedad que acompaña a esta situación, crean un adecuado caldo de cultivo para el desarrollo de la impotencia psicológica masculina.

El punto de llegada en el tratamiento de la impotencia psicológica masculina, es el de una persona que debido a las experiencias anteriores, ha aprendido a asociar interacción sexual con ansiedad, fracaso y frustración.

Ahora, cualquier estímulo o situación que le permita prever o evaluar que puede llegar a una situación de interacción sexual, o al menos, una que exija erección, se convertirá directamente en aversiva y tratará de evitarla.

De esta forma, se puede llegar al abandono de la actividad sexual (al menos la que requiera erección) dado lo frustrante que se anticipa la situación.

Tratamiento para la disfunción eréctil

¿Cuál es el mejor medicamento para la disfuncion eréctil?

Los médicos sexologos o urólogos, suelen recetar Sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra, Staxyn), tadalafil (Cialis) y avanafil (Stendra). Son medicamentos orales que revierten la disfunción eréctil al mejorar los efectos del óxido nítrico, una sustancia química natural que tu cuerpo produce y que relaja los músculos del pene.

Cambios en el estilo de vida

El profesional de la salud, podría sugerirle hacer cambios en el estilo de vida para reducir o mejorar la disfunción eréctil. Usted puede:

  • dejar de fumar
  • limitar o dejar de tomar alcohol
  • aumentar la actividad física y mantener un peso saludable
  • dejar de usar drogas ilegales

Si tiene problemas para lograr este tipo de cambios por su cuenta, puede buscar ayuda de un profesional de la salud.

Medicinas inyectables y supositorios prescritos

Muchos hombres tienen erecciones más fuertes al inyectarse en el pene una medicina llamada alprostadil, lo que hace que se llene de sangre. Las medicinas orales, pueden mejorar su respuesta a la estimulación sexual, pero no producen una erección automática, como lo hacen las medicinas inyectables.

En vez de inyectarse una medicina, algunos hombres se insertan un supositorio de alprostadil en la uretra. Un supositorio, es una medicina sólida que se disuelve en el cuerpo después de haber sido insertada. Un profesional de la salud le prescribirá un aplicador prellenado para insertar el supositorio una pulgada adentro de la uretra. La erección comenzará entre 8 y 10 minutos y podría durar de 30 a 60 minutos.

Medicinas alternativas

Algunos hombres dicen que ciertas medicinas alternativas que se toman por vía oral, les ayuda a tener y mantener una erección.

Sin embargo, no todas las medicinas o suplementos “naturales” son seguros. Las combinaciones de ciertas medicinas prescritas y alternativas podrían ocasionar grandes problemas de salud. Para ayudar a garantizar una atención medica coordinada y segura, hable con su doctor sobre las medicinas alternativas que usted usa, incluyendo vitaminas y suplementos minerales. Además, nunca pida una medicina por Internet sin antes consultar con su doctor.

Dispositivos (bombas) de vacío prescritos

Una bomba o dispositivo de vacío produce una erección al succionar sangre dentro del pene. El dispositivo tiene tres partes

  • un tubo plástico, que se pone alrededor del pene
  • una bomba, que extrae aire del tubo, produciendo el vacío
  • un anillo elástico, que usted mueve de un extremo del tubo a la base de su pene a medida que retira el tubo

El anillo elástico mantiene la erección durante el sexo (copulación) evitando que la sangre se devuelva al cuerpo. El anillo elástico puede permanecer en su sitio hasta por 30 minutos. Retire el anillo después de ese tiempo para normalizar la circulación y evitar irritación de la piel.

Usted puede notar que el uso del dispositivo de vacío requiere algo de práctica o ajuste. El uso del dispositivo, puede hacer que el pene se sienta frío o con hormigueo y tenga un color púrpura o morado. También podría producirse un morado en el pene.

Sin embargo, por lo general los morados no duelen y desaparecen en pocos días. Los dispositivos de vacío pueden debilitar la eyaculación pero, en la mayoría de los casos, los dispositivos no afectan el placer del clímax o del orgasmo.

Cirugía recomendada

Para la mayoría de los hombres, la cirugía debería ser el último recurso. Consulte con su doctor para determinar si la cirugía es apropiada en su caso. Un urólogo opera en un centro quirúrgico o en un hospital para:

  • implantar un dispositivo para erguir el pene
  • reconstruir las arterias para incrementar el flujo de sangre al pene

Dispositivos implantados. Los dispositivos implantados, conocidos como prótesis, pueden ayudar a muchos hombres con DE a tener una erección. Por lo general los implantes los coloca un urólogo. Los dos tipos de implantes son

  • implantes inflables, los cuales alargan y ensanchan el pene por medio de una bomba en el escroto
  • implantes maleables, que son varillas que le permiten ajustar manualmente la posición del pene

Por lo general el paciente puede salir del hospital el día de la cirugía o al día siguiente. Usted podría usar el implante luego de 4 a 6 semanas después de la cirugía.

Una vez que reciba alguno de los dos implantes, tendrá que usar el dispositivo para tener una erección. Los posibles problemas con los implantes incluyen ruptura e infección.

Reconstrucción de las arterias. La cirugía para reparar las arterias puede revertir la DE causada por bloqueos que interrumpen el flujo de sangre al pene. Por lo general, los hombres menores de 30 años son los mejores candidatos para este tipo de cirugía.

Como se ve en este post, hay muchas cosas que quizás el hombre no las tiene en cuenta, o no saben a título de información. Si tienes dudas con respecto a este tema, consulta con tu médico de cabecera y habla con él o ella abiertamente sobre este tema que puede preocuparte.

Si te ha interesado el post, comenta y comparte, o si deseas escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta