Mujer maltratada: No hay límites para lo que podemos lograr

Mujer maltratada: No hay límites para lo que podemos lograr

Mujer maltratada

La mujer maltratada, generalmente al sentir miedo, no habla de lo que le está pasando y menos hablar de hacer una denuncia sobre su agresor. Ahora bien, ¿crees que alguien de tu entorno puede estar sufriendo maltrato?

Es importante, que para poder ayudar a esta persona, te muestres cercana, comprensiva y sobre todo, que nunca sientas que le atacas.

Las mujeres maltratadas, suelen sentirse muy culpables en el momento en el que deciden dar el paso y pedir ayuda.

Hablar tranquilamente

Por eso, nunca debes mostrarte demasiado firme ni enfadarte con ella o no hablará porque el temor la inhibirá, por lo que debes ser cercana y tenderle la mano, para que se apoye en ti todo lo que necesite.

Uno de los primeros aspectos que debes tener en cuenta, es: que una mujer maltratada suele sentir pánico ante su situación, y, antes de confesar lo que está ocurriendo, puede que haya transcurrido varios meses, incluso años en los que viene soportando el maltrato, que puede ser física y verbal.

Por lo tanto, si te ha contado que está sufriendo maltrato, ya es un signo evidente de que está pidiendo ayuda a gritos, pero no sabe cómo manejarlo. Así que, ponte manos a la obra para intentar ayudarla desde ese mismo instante.

Convencerla para que se vaya

Lo primero que debes hacer, es convencerla para que se vaya de la casa, y se aparte así, del foco del maltrato: que es su marido. Tienes que intentar hablar con ella y que entienda, que si se queda en la casa, es probable que una situación similar vuelva a ocurrir. Y ella se verá inmersa en un círculo vicioso del que será difícil salir, si no actúa en este momento.

Intenta explicarle que puede que en otra ocasión el golpe y el insulto, sea menos o más fuerte y entonces, ella no sienta que está recibiendo maltrato, porque ha aceptado eso por parte de un cobarde a quién le encanta lastimar.

Una de las características más habituales de las mujeres que viven esta situación, es que se vuelven muy permisivas. Y, por lo tanto, si un día le pegan con menos fuerza o el maltratador se muestra menos violento, ellas lo agradecen y sienten que no están siendo maltratadas.

Respeto, comunicación y tolerancia

Es importante, que dejes claro que el amor no es violencia sino que es respeto, comunicación y tolerancia. En cuanto un hombre levanta la mano a una mujer, ya le ha perdido el respeto, y eso es muy difícil de volverlo a recuperar.

No tiene que confiar en el arrepentimiento

Debes saber que te costará convencerla de que abandone a su marido, porque normalmente, estas mujeres suelen confesar que siguen enamoradas de ellos. ¿Por qué ocurre esto? Porque su maltratador, después del episodio de violencia, suele mostrarse muy arrepentido de sus actos, y es entonces, cuando muestra su faceta más dulce, más romántica y más adorable.

El maltrato, puede darse una vez cada semana, una vez al mes o una vez cada dos. La periodicidad dependerá del hombre y de la relación que haya entre ambos conyugales, si están en pareja de hecho o en pareja de novios conviviendo.

Pero, en los momentos en los que no haya violencia, habitualmente, el hombre se muestra muy amoroso y colma de atenciones a la mujer, algo que provoca que la dependencia emocional por parte de ella, sea considerable.

No niegues sus sentimientos

Una mujer maltratada, suele confesar que sigue enamorada del marido y por eso no puede abandonarlo. Es importante ,que tu hables con ella en calma, nunca niegues sus sentimientos ni te pongas en una actitud negativa, pero sí, que es importante que le hagas entender que eso no es amor, que estar enamorada significa amar y respetar a la otra persona por como es en todos los aspectos.

No se puede estar enamorada de una persona que te hace tanto daño ni a una persona a la que temes. Eso no es amor, es dependencia emocional. 

Amén de todo eso, es importante que se lo des a entender mediante ejemplos y palabras cariñosas.

Jamás te pongas en su contra

Sobre todo nunca te pongas en su contra, ni le digas que ella no está enamorada ya que este tipo de actitud puede hacer que ella no se sienta apoyada por ti y que crea que nadie la comprende, solo él. En el caso, de que te veas incapaz de poder hablar con ella de una manera tranquila y paciente, te recomiendo que la acompañes a un psicólogo o alguna asociación de mujeres maltratadas para que le ayude a abrir los ojos.

Los maltratadores, no solo atacan físicamente sino que una parte fuerte del maltrato es de índole psicológico.

Así que, es bastante probable que si quieres ayudar a una mujer maltratada, te encuentres con que es algo parecido a un bloque de hormigón, porque su autoestima está por los suelos aunque no se dé por enterada.

Sé que será difícil, sobre todo al principio, crear una conexión entre vosotras, y que ella confíe totalmente en ti. Esto ocurre, porque los hombres que maltratan, para conseguir que la mujer dependa totalmente de él y esté sometida, intentan darle a entender que nadie las quiere, que él es el único que la ama.

Necesita atención profesional

Inclusive, intentará hacer creer que sus amigas la tratan como si fuera tonta, por ejemplo: que le tienen envidia o que se ríen de ella, y cuanta cosa se le ocurra a esta persona maltratadora, que en realidad, el agresor, necesita también asumir que es un maltratador y rehabilitarse, siempre y cuando lo haga voluntariamente, porque comúnmente, ellos han padecido lo mismo desde su niñez o ha visto en su propia casa, agresión que luego repiten patrón en sus propias parejas.

Procura que se sienta sola en el mundo

El objetivo de un maltratador, es procurar que la mujer se sienta sola en el mundo con la única compañía de él. Emocionalmente es dependiente de este «sentimiento» que siente, pero internamente, no sabe cómo salir de este círculo vicioso.

Por eso, los primeros momentos en los que estés prestando tu ayuda, te encontrarás con que ella puede estar reacia y desconfiada al mismo tiempo. Recuerda que el maltrato psicológico, es mucho más complicado de superar que el físico, y la mejor manera que tienes de ayudar a tu amiga en este sentido, es acompañarla a grupos de terapia en los que otras mujeres también hayan sufrido esta situación; ya que de este modo se dará cuenta que se siente igual que muchas otras féminas, porque ha pasado por exactamente lo mismo.

Si te consideras amiga, debes estar disponible

Para poder ayudar a una mujer maltratada es importante que estés disponible para hablar. Poco a poco notarás cómo se va abriendo y cómo necesita compartir, expresarse, comunicarse.

Debes estar ahí, preparada para escucharla y, sobre todo, dejando de lado los juicios y los comentarios como: ¿Cómo lo permitiste?, ¿Por qué te dejaste hacer esto?, etcétera. Este tipo de frases, solo harán que se sienta aún más tonta y con la autoestima por los suelos. Así que limítate a escucharla, apoyarla y a estar cerca de ella.

Ten en cuenta que uno de los aspectos que más se ven malparados tras los malos tratos, es la autoestima y la confianza en uno mismo. Los hombres suelen anular a las mujeres diciéndoles cómo tienen que vestir, que peinarse, que relacionarse con los demás.

Recuperar la autoestima

Por eso, uno de los aspectos básicos durante la ayuda a una maltratada es que vuelva a recuperar a su auténtico «yo», anímala a hacer eso que siempre ha querido hacer o vayan juntas de compras para que se vista como le dé la gana. Volver a recuperarse a ella misma, es un paso esencial para poder superar su relación y comenzar de nuevo.

Y por último, es importante que intentes convencer a tu amiga o familiar para que denuncie al marido. Entiendo que esto será un aspecto complicado y seguramente tendrás que sacar el tema varias veces antes de que se anime a dar el paso.

Debe hacerse justicia

Pero, es altamente recomendable que la justicia se ponga de por medio, para intentar evitar que el maltratador se acerque a la mujer y pueda cometer una barbaridad mayor. Intenta que comprenda la gravedad del asunto y acompáñala a la comisaría para tramitar la denuncia cuanto antes. Cada año mueren mujeres en manos de sus maridos, esto que hoy he narrado, no es ninguna tontería. He tenido muchas mujeres que han acudido a mi y que yo las derivé al profesional correspondiente.

Teléfono del maltrato: 016

Si te ha resultado interesante este post, comenta y comparte, o si bien deseas escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta