Mitos, secretos y lecciones de lo que es la pareja kármica

Mitos, secretos y lecciones de lo que es la pareja kármica

La pareja kármica

Qué tema más interesante sobre los mitos, secretos y lecciones en lo que se refiere a pareja kármica. Siempre me lo han estado pidiendo y hoy se les ha cumplido. Vamos a definir lo que es la pareja kármica en primer lugar: Una relación o pareja kármica, quiere decir que: una persona, lugar o circunstancia ha venido a tu vida para enseñarte algo.

Para que de esta manera, aprendas algo que no has logrado aprender en tus vidas anteriores. Si estás muy feliz con alguien, es tu persona ideal y estás plenamente enamorado/a eso lo has conseguido por tu karma. Es todo un aprendizaje entre dos personas, que deben sanar.

A veces, se quedan por varios años, otras por poco tiempo. Sé que quizás, muchas personas no crean esto. Sin embargo, hay muchos detalles que se repiten una y otra vez, enseñándonos a cómo debemos actuar.

Nuestra actitud, se pone a prueba para saber resolver temas, que han quedado inconclusos anteriormente y que no recordamos, porque nuestra alma no lo retiene.

¿Cómo solucionar una relación kármica?

Para superar una relación kármica y pasar a las siguientes lecciones que nos esperan a lo largo de nuestra existencia actual, es necesario tomar conciencia del tipo de vínculo que tenemos.
Luego, hay que darle espacio a las sensaciones y emociones que nos genera, sintiéndolas sin cuestionarlas. Esto nos permitirá liberar la energía emocional, sacándola de nuestro cuerpo.

¿Cómo saber si es relación kármica?

Aquí te explico 5 señales, que indican que estás en una relación kármica:
  • Una relación karmica implica un crecimiento personal a largo plazo.

Tener una relación kármicam es muy diferente a una relación con un alma gemela. En un contexto hablando espiritualmente. Las situaciones kármicas, pueden referirse a cualquier cosa: desde situaciones románticas, de trabajo, familiares, de amistades o cualquier situación puesta en nuestras vidas para ayudarnos a ser nuestro mejor «yo», aprendiendo del pasado.

Tales relaciones, están marcadas por una atracción inmediata. Esta persona, se siente perfecta para ti, parece que los has conocido antes y te apegas instantáneamente a ello. Son relaciones volátiles, erráticas e impredecibles. ¿Quieres saber si has estado en relaciones kármicas? He aquí algunas señales…

  • No siempre se sienten bien, pero es como si estuviese destinada o necesaria

Si no fuera por una situación o relación kármica, sino más permanente, se sentirían muy alineados, fluidos y de buena onda. Puede ser que tengas que experimentar la situación para jugar karma, y aprender las lecciones que necesitas, pero no es tu destino permanecer en esa situación para siempre.

  • Son adictivas

Son muy atractivas y eso las vuelve adictivas. Las relaciones kármicas se caracterizan por altibajos de intensidad apasionada. Uno o ambos «socios» , por llamarlo de alguna manera, están más enamorados de la idea del amor, debido a razones superficiales como la buena apariencia, la popularidad, el estatus social o profesional. Pero, aquí, la pareja no avanzará a una pareja estable.

  • Son egoístas

Las relaciones kármicas, no respetan límites saludables en sus parejas. Sirven solo a sus propios intereses y necesidades.

Son la plantilla perfecta, para formar complejos de relaciones abusivas o co dependientes. Mientras que una persona está muy interesada, la otra lo ve más como una conveniencia.

  • Falta de límites

Podrías ser tú, podría ser la otra persona en esta relación. Pero, la falta de límites para uno, o incluso para ambos, significa que es probable que experimentes una relación kármica.

Si tu pareja sigue aprovechándose de ti, sigue tomando más de lo que le estás dando y no te muestra el respeto que necesitas, entonces necesitas trabajar los límites.

Pero, cuando eso suceda, la relación como que comenzará a desmoronarse. Así que, es algo que debes evitar activamente.

Afirmar tus límites, podría ser lo que esta relación kármica esté diseñada para enseñarte, y es la única forma de escapar de la negatividad.

  • Te muestran tu propia sombra

Todas las relaciones son espejos. Debido a que una relación kármica, tiene una conexión con el alma en tu raíz, está específicamente diseñada para confrontarte con tu sombra. Si las partes «negativas» de tu mente siguen aumentando cuando estás con esa persona, se la activan.

No obstante, no se encuentran con la compasión y la comprensión de que necesitas sanar (como lo haría un alma gemela), que bien puedes estar en una relación kármica.

¿Cuándo se termina una relación kármica?

Cuando una relación kármica termina, ambos se sienten que perdieron el control de su vida, hundiéndose en un vacío psicológico. ¿Es bueno o malo que una relación sea kármica? No hay respuesta concreta en realidad. Pues en el mundo, siempre hay dualidad: bueno y malo, masculino y femenino, blanco y negro, amor y odio, etc.

¿Cómo vas a limpiar el karma?

Quizás en este momento, sientes que vienes cargando sobre tu espalda una pesada carga que te dificulta avanzar, el karma puede ser disminuido a través de un trabajo interno y espiritual.

Bien, vas a analizar el paso a paso para limpiarnos karmicamente:

1. Reconocer qué es lo que las situaciones y personas tienen para enseñarte

Aunque las cosas puedan volverse difíciles, o ser distintas al ideal que quisieras, todo tiene algo para enseñarte. Toma cada aprendizaje y asimílalo. Quizás, no te guste, pero tu actitud, definirá si sabes sortear ese problema. Ésa será la clave para tu propia evolución espiritual.

2. Aprende que a veces es más sabio hacer silencio

No siempre, es bueno hablar. Si haces silencio, aprenderás el poder y peso que tienen las palabras. Úsalas con conciencia y respeto. No digas por decir; hazlo con empatía, sin herir.

3. Focaliza en lo que te hace bien

Busca que todo lo que te rodea sea, fundamentalmente positivo. Elige rodearte de personas de buen corazón, situaciones que te permitan aprender y buenas vibraciones para ti.

4. Perdona, suelta, libera

El rencor, el odio, la envidia, los celos, y más, son emociones que solo te generan mala energía dentro de ti.

Elige perdonar a quienes te han hecho daño e incluso a ti misma/o. Suelta lo que ya fue. y confía que lo mejor está por llegar. Te sentirás mucho más aliviada/o.

5. Formula en positivo tus ideas

Las ideas y pensamientos, no solo permanecen como abstractas en tu mente. La manera en que eliges contarte a ti mismo todo lo que te sucede y te rodea configura, de cierta forma, la manera que luego comprendes todo. Por eso, si intentas mantenerte en positivo, posiblemente atraerás todo lo bueno hacia ti, porque ya estás abierta/o y receptiva/o hacia eso.

6. Mantén el respeto y el amor hacia ti y lo que te rodea

Construye hacia ti misma/o y hacia los demás, siempre desde el amor y el respeto. Busca reducir las actitudes o pensamientos que te dañen a ti o a otros.

Además, proponte hacer todo desde la entrega sincera, y no desde el sacrificio. No esperes nada de vuelta. Confía en lo que das, en el Universo y en ti. Lo bueno, te encontrará si entregas con amor y sin condicionamientos.

Deseo con este post, que ahora, me cuentes si te has cruzado con esa alma kármica y qué has aprendido y también, si pondrás algunos de los tips que nombré en práctica para tu vida.

Si te gustó el post, comenta y comparte o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo a: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta