La felicidad de tener o no pareja, te cuesta padecer esa soledad que te embarga internamente?

La felicidad de tener o no pareja, te cuesta padecer esa soledad que te embarga internamente?

Volver a estar sola

¿Te has quedado soltera? ¿Acabas de salir de una relación? ¡Ha llegado el momento de ser feliz sin pareja! Reencontrarte a ti misma, volver a escuchar tus necesidades y dedicarle tiempo a tus aficiones y gustos, es lo que a partir de ahora podrás hacer en tu vida.

Aunque siempre es doloroso terminar una relación, debes aprender a detectar la parte optimista, el lado positivo de la nueva situación sentimental: y es que no estás solo porque te tienes a ti misma.

La soledad

La soledad es un estado necesario, por el que nadie nos ha enseñado a pasear y transitar. Generalmente, el estar sola, tiene una connotación negativa en la sociedad. Pero, solo para la sociedad que te enseñó a a que estar sola, significa no estar rodeado de familiares, amigos o pareja.

Pero, también, significa conocerse a una misma, disfrutarse, conocerse y quererse. Aunque te sientas frustrada o aburrida, debes aprender a sentirte bien contigo misma

Estar sola no es lo mismo que sentirse sola. Hay mucha gente que puede pasar ratos en soledad, para conectar con su yo más íntimo, para disfrutarse, y no por ello significa que no tiene con quién codearse.

Sentirse sola, es preocupante

Sentirse sola, es algo más preocupante, dado que es un sentimiento y emoción, que se adentra en lo más profundo de aquellos seres que, pese a estar en compañía, no pueden evitar sentirse realmente fuera de lugar, vacíos, frustrados, solas.

La soledad, es subjetiva. Teniendo clara esta diferencia, es hora de aprender a estar sola durante un tiempo.

Cuando amaron y no fueron valoradas

Pasa también, con aquellas mujeres que han estado sola siempre, porque hubo hombres que pasaron por sus vidas sin tenerlas en cuenta. Que mientras ellas amaron con toda su alma, ninguno la valoró o la valoraron a medias.

Aunque generalmente el ser humano se caracteriza por ser sociables y sociales, es cierto, también, que somos seres pensantes, reflexivos, creativos y creadores.

Para que nos entendamos, el aprender a estar sola, nos ayudará no solo a disfrutar de nuestra soledad, sino también nos ayudará a poder disfrutar de nuestra propia compañía.

Ya seas una persona introvertida o extrovertida, el mantener tu propio espacio de reflexión te ayudará a crecer interiormente, aunque a veces interiormente no queramos vivir en soledad.

¿En qué ayuda estar sola?

Probablemente te ha asaltado esta pregunta, seguramente. La respuesta, es sencilla. Existen algunos períodos en los que necesitamos mirarnos a nosotras mismas, pausar la vida, conocernos mejor, valorarnos, querernos y aumentar nuestra autoestima.

Como en cualquier relación, debemos alcanzar la armonía con nosotras mismas, mantener con nuestro fuero interno una relación sana, dejando a un lado nuestras propias toxicidades.

Estar sola, nos ayudará a ser menos dependientes de los demás, y más dependientes de nuestras propias necesidades o decisiones. Estar sola nos permitirá no depender emocionalmente de alguien, sino poder compartir las emociones con otra persona.

La soledad, no es negativa

La soledad no es algo negativo o, por lo menos, deberíamos intentar no verlo así. Pasar un tiempo sola, es un bonito período de aprendizaje del que podemos sacar cosas muy positivas.

Para empezar, intenta dejar de pensar en que no estar en compañía es algo malo, deja a un lado ese sufrimiento y empieza a disfrutar de la soledad. No exijas a los demás, exígete a ti misma a ser feliz.

Nos enseñaron y enseñan a que siempre debes estar en compañía, porque la soledad es igual al fracaso como persona que no logra tener una pareja estable.

Y no hay nada mejor, que por un tiempo largo o corto, estemos con nosotras mismas. Pero, te enseñaron que desde el dolor, la soledad es negativa y mala para el ser humano. ¿Realmente es tan malo? ¿Lo has visto así siempre?

Maneras de ser feliz

Sea porque has terminado una relación o porque llevas mucho tiempo estando sola, es probable que quieras saber algunas maneras de poder ser feliz estando soltera.

Por eso, el primer paso para aprender a estar sola, es ver la situación en la que te encuentras con optimismo y buenas energías. Puedes enfocar este momento de tu vida, como un momento en el que tú eres el centro de tu vida, en el que debes entrar en tu interior para conocerte más a ti mismo y decidir hacia donde te interesa enfocar tu camino.

En lugar de quejarte porque estás sola, cambia el chip, y piensa en lo afortunada que eres de poder dedicarte tiempo a tus deseos, tus sueños y tus ambiciones.

Cuando estés dispuesta a enfocar tu situación con un prisma positivo, el siguiente paso es creer y quererte a ti misma. Una cosa debes tener clara: nunca podrás ser feliz, ni sola ni acompañada, si no te quieres ni te respetas.

Trabajar la autoestima y confianza

Trabajar la autoestima y la confianza en uno misma, es un paso esencial para poder disfrutar de una vida satisfactoria en la que podrás encontrarte con la felicidad cara a cara.

No puedes pretender buscar pareja si, antes, no has aprendido a quererte a ti misma, a cuidarte y a respetarte: si eres incapaz de ser feliz contigo misma, no podrás ser feliz con nadie más.

Recuerda: la felicidad empieza en ti misma es la clave de tu felicidad, deja que tu alma te hable, aconseje. Así que, cuídate, quiérete y estarás preparada para comerte el mundo.

Como ya te he comentado, estando sola tienes una ventaja que las personas con pareja no tienen: puedes dedicarte el 100% de tu tiempo libre a ti mismo.

Esto quiere decir, que puedes empezar a hacer actividades que siempre has querido hacer. Pero, que nunca has tenido la ocasión de hacerlo, recuperar viejos amigos o hacer ese viaje prometido.

Si no te gusta hacer actividades sola, debes tener en cuenta que actualmente existen una gran cantidad de páginas webs, donde puedes conocer a gente con las que compartas aficiones e intereses en común sin ninguna intención amorosa, solo para hacer amigos. Atrévete y empieza a tener la vida que siempre has querido tener.

Fomentar la sociabilidad

Para poder ser feliz estando soltera, es imprescindible que fomentes la sociabilidad. Quedarte cada día en casa o viendo solo a tus padres, puede hacer que caigas en una depresión o que cada vez se te haga más cuesta arriba hacer nuevos planes.

Rompe con ese círculo vicioso de casa-trabajo-casa y llama a tus amigos, a tus compañeros de trabajo o a quién te apetezca para ir a tomar unas cervezas, ir a un concierto, ir al teatro, etcétera. Haz planes, ábrete a la gente y disfruta de tus relaciones sociales para poder estar a gusto contigo misma y con tu vida.

Pero no te confundas: tampoco se trata de estar todo el día fuera de casa, no, se trata de disfrutar del ocio tanto en compañía como de manera solitaria.

Una de las tendencias en las que muchas personas caemos cuando estamos solteras, es en dejarnos de cuidar físicamente.

Cambia tu forma de pensar

Por lo menos durante los primeros meses después de la ruptura sentimental, te encuentras tan apática, que es probable que no te apetezca peinarte, arreglarte ni ir al gimnasio.

Aunque son normales unos días de reflexión y tranquilidad, debes saber que sentirse bien con una misma ,es un impulso que hará que tu vida tenga otro color.

Mirarte al espejo y sentirte a gusto, es una chispa que impulsa tu seguridad y conseguirá que salgas de casa de otra manera, con una energía más positiva y abierta.

Así que, aunque no te apetezca, arréglate, cuida de tu pelo, tu piel y de tu cuerpo; verás cómo, poco a poco, empiezas a sentirte mejor y más animada.

Conclusión

Para ser feliz sin pareja, es importante que tengas en cuenta, que tu situación tiene muchos aspectos positivos.

  • Tienes tiempo de descubrir quién eres. Sin pareja, sola
  • Puedes apuntarte a todos los planes que te apetezcan.
  • Dedicarás tiempo a tus amigos y a las personas que más quieres.
  • Podrás aprender a hacer todo lo que siempre has querido hacer.
  • En tu vida mandas tú, así que no dependes de nadie.
  • Tienes las puertas abiertas a conocer a personas distintas. y decidir si la quieres en tu vida.
  • Nunca estás sola: siempre te tienes a ti misma ¡y no hay mejor compañía!

¿Estás de acuerdo con todas las pautas que te he señalado? Jamás te cierres y no vivas en la vieja creencia que estar sola es malo o de fracasadas.

Si te ha gustado este post, comenta y comparte o bien, si deseas escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.glamouretstyle@gmail.com

Deja una respuesta