Guía sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Guía sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano (VPH), es un virus común que infecta la piel y las membranas mucosas de humanos.

Hay más de 100 tipos diferentes de VPH, y se clasifican en tipos de “bajo riesgo” y “alto riesgo” según su capacidad para causar cáncer.

  1. Transmisión: El VPH, se transmite principalmente a través del contacto directo con la piel o las membranas mucosas de una persona infectada. Esto, puede ocurrir durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, anal y oral. También, puede transmitirse por contacto piel con piel, incluso si no hay penetración sexual.
  2. Manifestaciones clínicas: La mayoría de las infecciones por VPH, no presentan síntomas y desaparecen por sí solas sin causar ningún problema de salud. Sin embargo, en algunos casos, el VPH puede causar verrugas genitales o, en casos de infección por tipos de alto riesgo, puede causar cáncer, especialmente cáncer cervical en mujeres, pero también cáncer de ano, vulva, vagina, pene, garganta y boca.
  3. Prevención: La vacunación contra el VPH, es una forma efectiva de prevenir la infección. Las vacunas contra el VPH protegen contra varios tipos de VPH, incluidos algunos de alto riesgo que pueden causar cáncer. Además, practicar sexo seguro, usar condones y limitar el número de parejas sexuales también puede ayudar a reducir el riesgo de contraer o transmitir el VPH.
  4. Detección y tratamiento: Las pruebas de detección, como la citología vaginal (Papanicolaou) y las pruebas de VPH, son importantes para detectar cambios precancerosos causados por el VPH, especialmente en el cuello uterino. Tratar estas lesiones precancerosas, puede prevenir la progresión al cáncer invasivo.
  5. Importancia del seguimiento médico: Es importante, que las personas que están en riesgo de contraer VPH, como aquellas sexualmente activas, se sometan a exámenes médicos regulares y sigan las recomendaciones de detección y vacunación. Además, mantener una comunicación abierta con los proveedores de atención médica sobre la salud sexual puede ayudar a prevenir y tratar las infecciones por VPH.

El virus del papiloma humano, es una infección común de transmisión sexual que puede causar verrugas genitales y, en algunos casos, cáncer como dije antes. Sin embargo, la vacunación, el sexo seguro y la detección temprana, son medidas efectivas para prevenir y tratar las complicaciones asociadas con el VPH.

Verrugas: genitales, rostro, cuello, pectorales, espalda 

Las verrugas genitales, también conocidas como condilomas acuminados, son crecimientos de la piel causados por ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH).

Estas verrugas, pueden aparecer en los genitales, la región anal, la boca y la garganta.

Sin embargo, las verrugas que aparecen en áreas como el rostro, el cuello, los pectorales y la espalda generalmente no están asociadas con el VPH genital, sino con otros tipos de VPH.

  1. Verrugas en el rostro, cuello, pectorales y espalda: Estas verrugas, aunque menos comunes que las verrugas genitales, pueden causar molestias estéticas y, en algunos casos, pueden ser dolorosas o irritantes, especialmente si se encuentran en áreas de roce o presión.
  2. Tratamiento: El tratamiento para las verrugas en estas áreas es similar al utilizado para las verrugas genitales. Algunas opciones de tratamiento incluyen:
    • Medicamentos tópicos: Los medicamentos de venta libre o recetados, como el ácido salicílico, pueden aplicarse directamente sobre la verruga para eliminarla gradualmente.
    • Crioterapia: Se utiliza nitrógeno líquido para congelar la verruga, lo que provoca su caída.
    • Cirugía: En casos más graves o persistentes, el médico puede optar por extirpar la verruga mediante procedimientos quirúrgicos como la escisión, la electrocirugía o la terapia láser.
    • Tratamientos médicos: En algunos casos, se pueden usar tratamientos médicos especializados, como la terapia con láser o la terapia con ácido tricloroacético (TCA), que deben ser administrados por un médico.
  3. Prevención de la propagación: Es importante no rascarse ni tocar las verrugas para evitar la propagación a otras áreas del cuerpo o a otras personas. Además, mantener una buena higiene personal y evitar el contacto cercano con personas infectadas puede ayudar a prevenir la propagación de las verrugas.
  4. Consulta médica: Si tienes verrugas en estas áreas del cuerpo, es importante consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. El médico, podrá determinar el mejor enfoque de tratamiento según la ubicación, el tamaño y la cantidad de verrugas, así como tu historial médico y preferencias personales.

Buscar atención médica

Las verrugas que aparecen en el rostro, cuello, los pectorales y la espalda, pueden ser tratadas de manera similar a las verrugas genitales.

Es importante, buscar atención médica para determinar el mejor plan de tratamiento y prevenir la propagación de las verrugas.

Cómo desterrar el papiloma

Los medicamentos con receta médica incluyen:
  • Podofilina (químico que aplica un médico)
  • Imiquimod (Aldara, Zyclara)
  • Podofilox (Condylox)
  • Ácido tricloroacético (químico que aplica un médico)

¿Cómo puedo eliminar las papilomas?

Si los medicamentos no surten efecto, es posible que el médico sugiera eliminar las verrugas con uno de estos métodos:
  1. Congelar con nitrógeno líquido (crioterapia)
  2. Quemar con corriente eléctrica (electro cauterización)
  3. Eliminación quirúrgica.
  4. Cirugía láser.

En general, no existe una medicación en forma de cápsulas específica para tratar la infección por el virus del papiloma humano (VPH).

Sin embargo, hay algunas opciones de tratamiento que pueden ayudar a tratar las manifestaciones asociadas con el VPH, como las verrugas genitales. Estos tratamientos suelen ser tópicos o administrados por vía local en lugar de ser administrados en forma de cápsulas. Algunas opciones comunes incluyen:

  1. Medicamentos tópicos: Estos medicamentos, se aplican directamente sobre las verrugas genitales para ayudar a eliminarlas. El ácido salicílico y la podofilina son ejemplos de medicamentos tópicos que pueden usarse para tratar verrugas genitales.
  2. Crioterapia: Este procedimiento implica congelar las verrugas genitales con nitrógeno líquido para destruirlas y eliminarlas.
  3. Terapia láser: Se utiliza un láser para destruir las verrugas genitales.
  4. Cirugía: En algunos casos, las verrugas genitales pueden ser extirpadas quirúrgicamente.
  5. Tratamientos inmunoterapéuticos: Estos tratamientos trabajan para estimular el sistema inmunológico del cuerpo para que combata la infección por VPH. Ejemplos incluyen el imiquimod y la terapia con interferón.

Conclusión

Es importante destacar que no existe un tratamiento que elimine por completo el VPH del cuerpo. Sin embargo, los tratamientos mencionados anteriormente, pueden ayudar a controlar las verrugas genitales y reducir su propagación.

Además, para prevenir futuras infecciones por VPH, la vacunación es una medida importante, especialmente antes de la exposición al virus.

Si estás preocupado por una infección por VPH o verrugas genitales, es recomendable que consultes a un profesional de la salud para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado para tu situación específica.

Si te ha gustado este post sobre el virus de papiloma, comenta y comparte o si prefieres hacerme alguna pregunta o comentar privadamente, puedes hacerlo en: conpersonalidadbyvivianagdm@gmail.com

Deja una respuesta