Educando a mi Lily que era una border collie, aprendí mucho de ella

Educando a mi Lily que era una border collie, aprendí mucho de ella

El 22 de agosto hizo cinco años que se fue del otro lado del velo. Sin embargo, para mi, mi hija perruna sigue presente y hablo de ella en primera persona, porque su alma vive. Sabemos que cualquier perro de cualquier raza, nos enseñan muchas cosas en breve tiempo. Ese tiempo que nos regala la vida en forma de ángel con cuatro patas, y esa era mi border collie, a la que una de mis hijas, le puso de nombre Lily.

Cuando Lily vino a casa

Recuerdo la primera vez que vino desde Catarroja en una cajita de zapatos de niña. Justo yo estaba dando clases de idioma en casa, y no me pude contener al verla por primera vez. Tan solo tenía 29 días.

Una border collie tan pequeñita, indefensa y que movía la cola cuando le alcé…la puse contra mi pecho, la abracé y sonreí…yo, la verdad, no quería perros en casa, porque vivimos en un apartamento y ellos necesitan su espacio… pero nos acomodamos…

A Lily la desprendieron muy rápido de su mamá y hermanos, pues iban a matar a todos los cachorros, entonces salió como último recurso para no matarlos, en una semana darlos en adopción gratuita.

Rápido mi hija mayor salió a buscarla a Catarroja y se la trajo.

Pero le daba pena sus otros hermanitos y aunque no podía traerlos a todos, rezó por ellos para que familias les adoptaran.

Se hizo el milagro

A la semana, mi hija mayor, se quedó un tanto preocupada y triste y llamó a la veterinaria, para saber qué había sido de los hermanos de Lily. Afortunadamente, en pocos días, habían adoptado a todos los hermanos de Lily.

En los primeros tiempos, nuestra hija y hermana perruna no solo era juguetona todo el tiempo, sino que empezó a morder porque le estaban naciendo sus dientes de leche, así que, le compramos un mordisco, para que no mordiera otra cosa.

Y cuando ladró por primera vez, toda la familia rió, porque se notaba que era una nena…esa voz tan finita…

Creciendo a pasos gigantes

Crecía a pasos agigantados. Le encantaba ocupar el sillón, las camas, todas las habitaciones era de ella prácticamente. En realidad, eso no debería haberlo hecho, pero es que está mal decirlo, pero fuimos humanizándola por un lado, aunque ella tenía sus instintos de su propia raza. En realidad, no se debe hacer.

Ellos entienden todo

También, se preocupaba cuando algunos de nosotros se enfermaba. Nos miraba a cada momento o ponía su cabecita sobre nuestro pecho o cara.

Y se alegraba, cuando nos levantábamos de la cama, pues era la señal que ella consideraba que estábamos bien de salud.

Ni hablar cuando me iba al Mercadona o debía hacer algún recado, pues le explicaba que me iba a hacer la compra o un trámite y que luego vendría enseguida.

Pues se quedaba en la puerta sentada o acostada hasta que volvía y cuando entraba a casa tanto yo como mi familia, la alegría era enorme, entre brincos, ladridos y lengüetazos.

La verdad, era la única de la familia que te recibía con tanta alegría jajaja.

Momento de juegos

También nos enseñaba que había un momento para jugar y te traía su juguete para que se lo tiraras y así ella iba a recogerlo con la boca una y otra vez, y hasta sabía a qué hora eran sus salidas a Viveros para morder los aspersores y mojarse o a pasear por donde la lleváramos. Le encantaba.

Pero ella sabía, que yo era la que más la consentía, pues cuando le compraba juguetes y en especial en Navidad o Reyes, se volvía loca de contenta y a los saltos era como daba las gracias.

Un momento muy fuerte

Cuantas cosas nos enseñó en tan solo cuatro años y medio, ya que un mal diagnóstico y luego el lucrar del veterinario, terminó matándola…Fue tan fuerte la despedida, que mi hija menor, mi esposo y yo, quedamos devastados, pues vivía con nosotros tres.

Pero bueno, si bien les he contado en este post, las vivencias de haber convivido con mi hija perruna que era una border collie, ahora les quiero mostrar cómo educar a esta raza tan particular.

Tener a una perra/o, en casa debe ser una decisión reflexionada. Adoptarlo, significa que desde ese momento uno, serás el máximo responsable del can, con: los cuidados, la comida, el cariño y afecto que necesitará se lo tendrás que proporcionar sin estar quejándote todo el tiempo.

Ser responsables

Estos factores son imprescindibles, por lo que sé consciente de la responsabilidad que implica, y en ningún caso, lo acojas en el hogar por capricho.

De igual manera, también es importante que eduques a tu pequeño peludo para potenciar sus habilidades, y evitar comportamientos que no sean beneficiosos para ambas partes.

Si quieres que sea una perra/o equilibrada/o, deberás invertir tiempo en ello.

Adiestramiento

El proceso de adiestramiento puede cambiar según el tipo de raza y, sobre todo, en cada caso individual. Por ejemplo: aunque hay aspectos básicos y comunes en todos los casos, no es lo mismo educar a un border collie y enseñarle alguno trucos que hacerlo con un chihuahua, un pastor alemán, o un pitbull.

Así como que hay diferencias entre educar a un cachorro, y enseñar cosas nuevas a un can adulto o a una perra/o que directamente ha vivido solo en tu hogar que a otro que ha pasado por varias casas o ha sufrido malos tratos.

El carácter y el comportamiento del border collie

La inteligencia del border collie, es una de sus principales características. No obstante, también se trata de un perro con gran capacidad de concentración, con mucha memoria, muy activo y obediente.

Es ideal para tareas de campo y pastoreo, por su buena predisposición al trabajo. Gracias al aprendizaje rápido que es capaz de asumir y gracias también a sus instintos, te ayudará a observar y controlar el ganado bovino y ovino si es que vives en el campo.

Su gran capacidad de trabajo, hace que gaste mucha energía, equilibrando así su comportamiento. De esta manera, su impulsividad queda más controlada.

Requiere ejercicios

En el día a día doméstico, requiere de ejercicios con gran frecuencia para estar activo, sano y lleno de felicidad.

De lo contrario, acumulará un exceso de energía que le producirá estrés, se aburrirá y tendrá frustración, lo que puede llevar a comportamientos complicados y negativos.

Cuándo empezar a educar a un cachorro de border collie

El momento ideal para educar a un cachorro de border collie, es cuando cumple los 3 meses de edad. En ese instante, lo podrás separar de la madre sin temor a que su capacidades de socialización y aprendizaje se vean afectadas, ya que si lo separas antes de sus padres el riesgo aumenta de que no acaben de relacionar bien que ellos mismos son perros y cómo se comportan los perros.

Así, es muy necesario que cualquier cachorro pase al menos los 3 primeros meses con su madre.

Comportamientos

El comportamiento de un cachorro border collie que haya nacido en tu casa será distinto, y requerirá otros plazos para educarlo.

En este caso, podrás empezar desde el nacimiento del pequeño peludo mientras aprende también de su madre. Aún así, es importante que sigas estas recomendaciones:

  • Puedes transmitirle normas básicas de convivencia.
  • No comiences con ejercicios de obediencia a los pocos días o semanas de nacer el cachorro.
  • Impide que se suba al sofá o duerma en tu cama, procura que esté con su madre y los demás cachorros, así como con su padre si también convive en la casa.
  • Trabaja en la identificación de su nombre: intenta que responda o te mire cada vez que lo llames para comprobar que va asumiendo cuál es su nombre.

Qué se le puede enseñar a un border collie

Las enseñanzas que le debes dar a un border collie, están condicionadas a su edad. A medida que vayas superando etapas, estará más capacitado para comprender aprendizajes más complejos.

Te doy los siguientes consejos de adiestramiento canino en función de los meses, que tenga el perro, pues así me aconsejó nuestro veterinario en su momento:

  • Etapa de los 3 a los 6 meses: enseña a tu cachorro las cosas más básicas: que vaya hacia ti cuando le llamas por su nombre, levantarse, tumbarse, que no tire de la correa, que camine a tu lado y más órdenes sencillas de comprender.
  • Etapa de los 6 a los 12 meses: En este periodo, enséñale a hablar (ladrar), a rodar e incluso a traerte algo. Al conocer las órdenes básicas de la primera etapa, tu border collie estará preparado para aprender nuevas indicaciones de una dificultad ligeramente superior.
  • Después de 1 año: tras cumplir sus primeros 12 meses de vida, el can debería estar preparado para aprender todo tipo de enseñanzas como traer unas zapatillas. Si las dos etapas anteriores las habéis cumplido con éxito, no tendrás problemas para continuar con la educación del border collie.

Cómo educar a un border collie cachorro

Los cachorros de la raza border collie, necesitan hacer actividades y ejercicios moderados. Si les saturas con órdenes e indicaciones, tardarán en asimilar todos los conceptos: apuesta por el entretenimiento como parte del proceso educativo en positivo.

Jugando, estimularás la capacidad cognitiva y física de los caninos.

Además, potenciarás su curiosidad. El estímulo mental es tan importante como las órdenes, ya que paseando a diario contigo y enseñándoles trucos conseguirás ganar confianza y obediencia de su parte.

Otros aspectos

Otro aspecto importante en un border collie cachorro, es seguir una rutina. Intenta cumplir una serie de horarios en los paseos, los juegos y en los entrenamientos para que no se aburra y agote gran parte de la energía que tiene.

Si lo has intentado, pero no sabes cómo hacer que mi border collie no tire de la correa desde cachorro, sigue estos pasos para conseguir que deje de hacerlo:

  1. Ponle la correa solo cuando esté calmado y sentado.
  2. Si vuelve a emocionarse con la correa puesta, espera a que se calme. Cuando esté de nuevo tranquilo, abre la puerta de casa para salir a pasear.
  3. A la mínima que tire de la correa estando en la calle, reduce el ritmo. Haz que se calme y se siente: así aprenderá que camine cuando tú lo decides y hacia donde quieras, así como que no conviene que tire de la correa.
  4. Repite los pasos anteriores cada vez que salgan a pasear. El resto de la familia, también tendrá que hacerlo cuando lo pasee.

Por último, consigue que tu border collie esté atento a tus órdenes en el momento que quieras entrenar con él. Para ello, evita lugares con distracciones que le puedan desconcentrar.

En todo caso, apuesta siempre por el refuerzo positivo: si tarda un poco más en comprender una indicación, ten paciencia y dale una recompensa en forma de golosina o juego una vez haya asumido la enseñanza y cada vez que la repita, o casi cada vez, al menos hasta que veas que la tiene asumida del todo con el paso del tiempo.

Cómo educar a un border collie adulto

Para terminar de saber cómo educar a un border collie, es importante conocer también sobre el adiestramiento durante la etapa adulta.

Es posible que hayas adoptado a uno con más de un año, pero eso no impide que lo puedas educar.

En primer lugar, tendrás que descubrir su comportamiento en los primeros días de convivencia.

Si detectas algún problema, trabaja de forma positiva de inmediato con él para resolverlo cuanto antes. Consigue su confianza para que te vea como su familia y una referencia positiva. Después, ya podrás centrarte en el proceso de socialización y las enseñanzas básicas en el hogar.

Como sucede con los cachorros, el border collie adulto, requerirá de tu máxima paciencia y, sobre todo, de refuerzos positivos para completar el proceso de educación.

Si observas que tiene miedo a algo en concreto o un comportamiento muy extraño en determinadas circunstancias, acude a un etólogo canino para encontrar la mejor solución.

Ahora que ya conoces todo esto sobre esta asombrosa raza, pues te recomiendo que vayas paso a paso con todos los consejos que te di.

Ahora, quiero que me cuentes, si tienes un can de esta raza o de otra raza y que expliques el modo en que lo has educado.

Si te ha gustado el post, comenta y comparte o si deseas escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta