Cuando tu pareja no desea casarse, la respuesta es una sola. dile: ADIÓS

Cuando tu pareja no desea casarse, la respuesta es una sola. dile: ADIÓS

Miedo a casarse

Hay mujeres y hombres, que le tienen miedo al compromiso de contraer un matrimonio. Si vamos al caso, las excusas para no casarse, son miles.

La verdad, es que es una compleja situación con la que muchas personas tienen que lidiar, ante esta clase de gente. Lo que para algunas mujeres y hombres, es un verdadero sueño de toda la vida, la ilusión, lo esencial, lo maravilloso para otros, es una decisión poco atractiva e inviable.

La gran pregunta

El problema, es que si estás con alguien que amas, son una pareja estable, y sale el temido cuestionamiento, si esa es la persona correcta para caminar juntos en la vida. ¿Qué haces si la respuesta es negativa? ¿Estarías en estado de shock?

Una decisión importante

Casarse es una decisión muy importante en la vida. Es el instante en el que se reafirma una unión ante el mundo, pero primero, es la reafirmación de vuestra pareja. Y hay muchas personas que sueñan con esta celebración desde siempre, por lo que es muy probable que no se la quieran perder por nada del mundo.

Aunque, es posible que tu novio/a o pareja como ahora se suele decir, no comparta esa ilusión o sencillamente no comparta la misma opinión que tú.

La negativa como respuesta

Esto, no quiere decir que no te ame. Pero, es sin duda una situación que generará mucha confusión. ¿Qué se puede hacer si tu novio/a o pareja no se quiere casar? No podes, ponerle un arma en el cuello y amenazarle. Sino, ser diplomática/o y hablar en primera instancia.

El diálogo

La clave para hacer frente a esta diferencia de opiniones, es el diálogo. Si tu novio/a o pareja, no se quiere casar, puedes optar hablar claramente sobre el tema.

Puede que tu pareja, sea de esas personas que no tiene intención de casarse nunca, y no es cuestión de perder el tiempo, esperando lo imposible a que se decida, eso tenlo siempre claro.

Si tu meta en la vida de pareja es el matrimonio, tu novio/a o pareja, debe saberlo y lo más conveniente es que sea sincero/a y no te responda con evasivas, posponga la conversación, o te diga: no me presiones.

No agobiarle a que tome una decisión

Nunca, jamás debes agobiarle ni obligarle a tomar una decisión. Lo más apropiado, es que le digas que realmente el matrimonio es algo positivo, que no va a suponer grandes cambios, salvo la formalización legal de la relación, etc.

Debes dejarle claro, que casarse no es sinónimo de arruinar una relación de pareja. El matrimonio, es una manera muy bonita de consagrar el amor de una pareja y en esta decisión no importa nadie. Solo vosotros dos.

Dile que no piense en la familia, ni en los amigos, ni en el que dirán… Es solo cosa de dos.

Nunca optes por presionar, es mejor hacer un ejercicio racional en el que el diálogo y las buenas razones, sean la base para que tu pareja cambie de opinión.

Así que, si tienes la seguridad de que el amor que sentís, es fuerte y verdadero y se conocen lo suficiente como para emprender este camino, valdrá la pena dialogar para llegar a un acuerdo sobre este tema. Y puede que de una forma más o menos sutil,  puede que la persona quiera dar el paso a casarse.

El compromiso

Una vez , que han hablado del tema de si casarse o no, pueden marcar una fecha para una posible celebración y piensen en algún tipo de ceremonia simple y divertida. Lo mejor, es que lo organicen con tiempo y sin ninguna complicación, puesto que el proceso debe ser visto de forma positiva para tu pareja.

Pueden comprometerse a ahorrar un poco, pero sin pasarse para la ceremonia. Y céntrense, en hacer algo para vosotros dos.

No hagas que se arrepienta

Una vez alcanzado este compromiso de dos almas que realmente desean pasar el resto de su vida juntos, no atosigues a tu novio/a o pareja, porque puede que se arrepienta de haber cedido.

El alimentar la pareja día a día

Una buena forma de incentivar la ilusión de tu novio/a o pareja por querer casarse, es contar con las bondades de una vida en común como casados, y también haciendo hincapié en que seguirá cada uno manteniendo su espacio vital. Ya que la pareja es de dos, y no de uno solo.

Es importante aquí, que una pareja siga alimentándose mutuamente y teniendo responsabilidades por ambas partes y no caer en una rutina, que parece un espiral sin salida.

Una buena manera de hacerle ver lo importante que es el matrimonio, es hablarle de otras parejas que sean un buen ejemplo de amor verdadero y feliz convivencia. En el caso de que tu novio/a o pareja, ya se hubiera casado antes, puede que no esté de más ir a un especialista para tratar un poco la fobia a volver a comprometerse, por lo que sería positivo para ambos.

Si dice NO

De todas formas, si tu novio/a o pareja, tiene claro que NO se quiere casar, tendrás que ser tú la que tome una decisión al respecto.

Valora si ese trámite es tan importante para ti como para romper la relación de que la otra parte en el fondo no desea esta responsabilidad pues, en el fondo, actualmente no deja de ser algo tan simple como una celebración y la firma de un documento legal.

Analiza profundamente si el tema de la boda, es tan importante para ti como para él, y de ser motivo de disputa o de ruptura, si es así, ya sabes cuál es la decisión que debes tomar.

Decirle adiós

Cuando una persona no desea un compromiso formal contigo, es preferible decirle aunque te duela: ADIÓS. Así, sin más.

No es el fin del mundo, pues la persona que sí desea estar contigo, querrá estar contigo en todo sentido, no solo porque te ame, sino porque para él eres su mundo y él será el mundo para ti.

Conclusión

Ámate a ti misma/o , no dejes que te manipule la otra parte. El miedo al compromiso y responsabilidad, es lo que hace que muchos digan: “un papel no significa nada, es un compromiso muy engorroso o no estamos para casarnos porque es un gasto de dinero innecesario porque “ya sabes… que te amo”. HUYE DE ESA PERSONA, NO ES PARA TÍ

Si te ha gustado este post, comenta y comparte  o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo en: contacto.conpersonalidad@gmail.com

Deja una respuesta