Cuando quieres hacer una carta de despedida a ese amor

Cuando quieres hacer una carta de despedida a ese amor

Escribir una carta de despedida

A veces, las personas luchan por estar al lado de alguien y ese alguien ya no quiere continuar con esa relación. Entonces, siempre uno de ellos, tiene esa dependencia emocional que no quieren ser dejada por la otra parte, y luchan a tal punto, que cometen errores. Cuando Blanca quiso cortar con su pareja, porque vio que no funcionaba, hizo una carta de despedida a ese amor, que le enseñó cosas que ella misma, ni se había dado cuenta.

Tuvieron que pasar dos años de relación, para atreverse a cortar con su ex pareja. Si bien el duelo fue duro, ella enfatiza que fue la mejor decisión que ha tomado en su vida, para poder crecer como mujer y persona.

Todo un ejemplo de carta

Esta es la carta que ella escribió y me pareció muy inteligente y sabia las palabras que expuso, porque fue muy acertada en sus explicaciones. Con el permiso de ella, aquí va una réplica de ella:

Carta de despedida

Querido amado,

Nadie me ha amado más sincera y bondadosamente que tú. Nunca nadie me había enseñado que el amor, así como llega, también se construye y que lo importante en la vida, es entregarse a lo que uno hace, entregarse a la evidencia de los hechos y fluir con ellos… y que las oportunidades son solo cuando salimos a buscarlos…

Porque si de algo estoy segura, es que me has hecho mejor persona en cada momento que compartimos cuando charlamos y hemos reído juntos. Quiero decir que gracias a ti, comencé a descubrirme y a contactarme de otra manera. Y eso es invaluable. Quizás nunca te lo dije…porque soy una mujer reservada.

Las cosas que nunca te dije, son aquellas que ni yo misma puedo explicarte con palabras. Las cosas de los sentimientos, las cosas del amor, el cariño y de la nostalgia, esas que se sienten desde lo más profundo e íntimo de una…

No ha habido un día que no haya estado agradecida por poder encontrarte en mi camino y conocerte. Porque, aunque ya no somos los mismos, en mi caso, al menos, ha servido para que pensara más en mi como mujer.

Eres la persona más importante que he conocido, la más sincera y auténtica… me lo decían tus ojos cuando te miraba esa foto que me regalaste y esa forma tan dulce que tienes cuando me hablabas y hablas conmigo…

Aprendimos que el amor, más que un sentimiento, puede convertirse en algo inexplicable que se siente como una explosión interna que te lleva a descubrir la esencia de la persona, que sabe mirarte a los ojos y hablarte a través del silencio.

Pero también, te digo que sigas siendo como eres, desde tus pies hasta tus sentimientos. Y que ames con esa sencillez que te caracteriza, tan pura. Que allí estaré, te lo juro, en sentimiento; en caso contrario sí, de lo que tú y mis sentimientos me permitan; pero no te olvidaré. Eres parte de mi. De mi historia, en mi vida y de mi persona.

En mí hay un pedacito de ti, y supongo que en ti, otro pedacito mío. Quizás no sigamos juntos el camino, pero todo ha sido tan sano y tan auténtico, tan sincero y amable, que sigues siendo alguien importante en mi vida. Mi punto de inflexión.

Aunque esta es una carta de despedida, no lo considero, porque no quiero hacerlo y porque creo que despedirme de ti es algo imposible para mí. Seguirás allí, aquí dentro y de muchas otras formas, porque cuando conoces a alguien y te deja entrar en su vida, a pesar de todo, es imposible borrar sus huellas.

Hablar sabiamente y con madurez

Esta carta cuando me la mostró Blanca, quedé sin palabras ante tanta madurez en su reflexión de haber compartido un amor, que luego ha llegado a su fin y que ha dado por finalizado una etapa de su vida.

Nunca debemos mendigar amor

No podemos mendigar amor de quien no nos ama. Quedarse en ella a toda costa, nos daña. Nuestra autoestima está en juego. No podemos ser irresponsable ante nosotras mismas. Debemos aceptar que todo tiene un por qué y para qué. Son lecciones de vida.

Soltar es la cuestión

Necesitamos aprender a desprendernos de personas que han contribuido a que crezcamos como personas si no las amamos como ellos merecen. Esa dependencia emocional, no nos ayuda a crecer y se debe hacer duelo para reflexionar, pero también a agradecer.

El caso de Blanca, en la que fue valiente al enfrentarse a su pareja en forma escrita, no es cobardía. Porque se puede pensar por qué no se lo dijo de frente lo que sentía, que decidió escribirle una carta de despedida.

Tener reacciones a la ligera

Las cartas de despedida, sirven para no tomar a las cosas a la ligera, sino a que calmadamente puedes ver las cosas positivamente, aunque al principio la otra parte lo tome de modo agresivo y con rabia, porque esa es la reacción en un principio.

Nos sentimos como si esa persona hubiera jugado con nosotros. Y no es así.

Sólo debíamos aprender las dos personas involucradas, muchas cosas que no prestamos atención cuando estábamos en ella.

Y no es que una persona ha hecho mal las cosas o que la otra se burló de los sentimientos que volcamos dentro de una relación.

Es prestar atención que con esa persona que estuvo poco o mucho tiempo no fue una pérdida de tiempo tampoco. Sino que han aprendido uno del otro, sobre lo que debíamos aprender como lección de vida. Convengamos que ya hemos pactado antes de venir a este plano para aprender a sanar cosas de nosotras/os mismas/os.

El por qué se grita y llora de bronca

Muchas veces, en consulta, gritan y lloran desesperadamente, porque quieren volver a esa relación que está acabada y otras, son más reflexivas y se permiten analizar y agradecer a la otra parte que compuso esa pareja.

Es importante cambiar los modos de pensar. Nadie, es más que nadie o menos que nadie. Nadie ha jugado con los sentimientos del otro ni somos una segunda opción aunque parezca que si.

Debemos crecer

Solo agradece los mensajes, el crecimiento en conjunto y luego desearles un buen viaje para que continúe creciendo.

Pregunta a la lectora/lector

Seguramente, habrás pasado por alguna rupturas de pareja. ¿Crees que debes agradecer los aprendizajes aprendidos conjuntamente o vas a despotricar porque tu amas y él ya no o viceversa?

Si te ha gustado el post, comenta y comparte o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo a: conpersonalidadbyvivianagdm@gmail.com

Deja una respuesta