Conceptos de belleza y vejez que nos obligan a aceptar así sin más

Conceptos de belleza y vejez que nos obligan a aceptar así sin más

La belleza y vejez duele

Parece una locura mencionar el tema de belleza y vejez en la edad madura de una mujer. Hasta duele decirlo. Cuerpo y belleza en la vejez es sinónimo de fealdad garantizada, ¿verdad? La vejez es fea en conceptos y en realidades. ¿Qué puede haber de bello en la vejez? Seguramente te preguntarás.

Pero dentro de todo este contexto, hay falsas creencias y te lo voy a demostrar analizando cada parámetro.

Presión de la sociedad

Mujeres y hombres, hemos siempre estado presionados toda la vida con eso de los cánones de belleza. Solo por los estereotipos de belleza, que la verdad, nos han hecho muy infelices. Nunca damos la talla, no llegamos a la altura, ni al color de piel, como tampoco el color de ojos o cabellos. Jamás para la sociedad, alcanzamos ese ideal porque hemos aceptado como creencia falsa de que debe ser de otra manera.

Mujeres de plástico

Yo llamo mujeres de plástico, que no es lo mismo que correctiva. Hoy en día, empiezan los retoques estéticos desde temprana edad. Conocidas mías que sus hijas ya se han hecho una mamoplastía o una glutoplastía teniendo 16 años y que sus padres se lo regalan para un cumpleaños, por ejemplo.

Se imaginan que si a los 16 años empezaron con cirugías, que queda cuando lleguen a la edad de 50 años y más. Será una obsesión o adicción a ponerse implantes, porque una sociedad descerebrada te lo está imponiendo mentalmente, que luego pueden perjudicar la salud de la mujer a la larga. Y esto no lo digo yo solamente, también lo dicen muchos médicos de estética.

Seguimos con la falsas creencias

Son tantas las falsas creencias que nos han inculcado, que las aceptamos así sin más, en vez de decir, NO. Pero a los hombres se les perdona todo, en cambio a la mujer no. Y hasta hay una lista de feos, famosos y atractivos, pero a las mujeres, ahí si no se les perdona ni la vejez, ni la fealdad y ser vieja, es sinónimo para algunos ser fea y hasta llegar a no poder trabajar para sustentarse. La edad, es sinónimo de decir: NO SIRVES PARA NADA, QUÉDATE EN CASA. ¡Qué mal, por favor! ¡Qué mente retrógrada!

Cada etapa tiene su belleza

¿Cómo hacer para vivir esta etapa sin estrés, sin gastos innecesarios?, ¿Cómo hacer para no desperdiciar la energía en batallas perdidas? Yo creo que aprendiendo a mirarnos con otros ojos. Mirarnos con generosidad, con amabilidad y respeto. Cada etapa de nuestra vida, tiene su belleza.

Y hoy, la nuestra es una hermosa combinación de belleza interna y externa. Este cuerpo, el que nos ha portado más de 50 años y más también, merece ser bien tratado. Ya no lo puedo, ni podes someterlo a todo tipo de torturas físicas y mentales.

Ya sabemos que esos mitos de belleza, es inalcanzable, y que los procesos corporales que tu cuerpo muestra, las canas, arrugas, la flacidez de la piel, no son motivo de vergüenza, sino prueba inequívoca de que hemos vivido. Y como se tituló una serie de televisión que dieron hace un año atrás “Vivir sin permiso”. es porque no podes permitirte pedir permiso a una sociedad, que cada día te insiste una y otra vez en que tu vejez, es sinónimo de fealdad.

Nada te garantiza

Ahora ya sabemos que un cuerpo 90-60-90 no da la felicidad, ni tampoco orgasmos fabulosos cuando estás con un hombre intimando. Y también sabemos que la juventud no es la única etapa feliz de la vida, y que, por el momento, la juventud no es eterna. Entonces, ¿Qué estamos haciendo? ¿Permitir que nos anulen mentalmente?

Acepta y agradece

Yo te propongo aceptar y agradecer. Aceptar tu cuerpo como es y agradecerle todos estos años juntos, donde vivieron tantas aventuras y anécdotas para recordar. Tenemos que reconciliarnos con nuestro cuerpo, porque es el primer gran paso para la belleza.

Algunas grandes marcas han hecho campañas en esa dirección, afirmando que la “belleza no tiene edad”. Solo está en nuestra mente de la que tanto nos han machacado con los cánones de belleza y ver el decaimiento de la vejez a las que todas nos toca si o si, porque así es la vida y verlo como algo trágico, cuando no lo es.

No mostrar cuerpos envejecidos

Otra marca de renombre, decía: por “la belleza real” como un producto. Si en ella, aparecían cuerpos reales, no solo cuerpos jóvenes espectaculares como lo hacen con el photoshop en revistas, sino cuerpos gordos, flacos, viejos, jóvenes. Pero en la realidad, fuera de los comerciales, pareciera que el cuerpo envejecido, no debería verse, no puede mostrarse. Es feo, vergonzoso.

Vernos con generosidad

Por eso, nos cuesta tanto trabajo vernos con generosidad. Pero, que no se te olvide, que nuestro cuerpo con arrugas, celulitis, con cicatrices siguen disfrutando del abrazo, beso y caricias de quienes nos aman verdaderamente tal cual somos.

Y como dice la sexóloga Sherly Hait, no se te olvide jamás que “el erotismo nunca envejece”. Hay miles de ejemplos de mujeres maduras que tienen una atracción de personalidad y por ello las hace apetecibles a los ojos de los hombres maduros y no tan maduros.

Recuerdo a la actriz Ava Gadner, o la princesa monegasca Grace Kelly, que eran mujeres con personalidad a pesar de la edad que tenían, aún cuando sus cuerpos habían envejecido y sin ninguna cirugía estética y sin ir más lejos la gran actriz italiana Sophía Loren que a sus 80 y tantos se genial y no se avergüenza de mostrar canas o arrugas.

Conclusión

Aprendamos a no estar y pensar como en la prehistoria. Estamos en una Nueva Era, en un Nuevo Siglo. Aceptemos el paso del tiempo y agradezcamos estar vivas dentro de este cuerpo que nos sirve para vivir experiencias maravillosas.

Si te ha gustado este post, comenta y comparte o si prefieres escribirme privadamente, puedes hacerlo a: contacto.conpersonalidad@gmail.com

 

 

Deja una respuesta