Autoayuda

¿Por qué aceptas continuar en una pareja tóxica?

La pareja tóxica

Las relaciones de pareja comienzan bien en los primeros tiempos de conocimiento, donde hay amor, pasión y lujuria. Pero luego, con el tiempo van alcanzando en algunos casos estrés y malestares importantes. Y es ahí cuando comienzan las complicaciones donde puede llegar a ser una pareja tóxica.

En la consulta de profesionales de la salud mental, solemos ver casos de parejas que se llevan mal, a tal punto de que por lo menos, un integrante de la relación tiene comportamientos y actitudes totalmente impropias, que pueden llegar a suponer una situación de vulnerabilidad psicológica y emocional para la otra persona: sea hombre o mujer.

Relaciones de pareja tóxica en los noviazgos

Cuidado, porque aunque exista amor, hay parejas en las que se producen dinámicas realmente peligrosas, y que pueden rozar el maltrato psicológico. Los casos de relaciones tóxicas pueden ser más o menos severos, según el caso. Ciertas situaciones y circunstancias pueden ser más proclives a que surjan estas “diferencias” entre los miembros de la pareja. Por eso más vale fijarse cómo es la pareja antes de casarse para no someterse a esa clase de relación y cortar por lo sano.

pareja tóxica2

pareja tóxica

Historia de Mario y Carmen

El caso de Mario y Carmen: Ellos se conocieron cuando ambos iban a la misma escuela en la secundaria. Mario un día la invitó a salir a Carmen y a la semana ya estaban saliendo como pareja, ya que se gustaban hacia bastante tiempo, pero Mario no quería arriesgar hasta no estar seguro de que Carmen lo aceptara como novio.

La época de noviazgo duró desde los 16 años hasta los 23 años en que ambos decidieron casarse. Enseguida tuvieron hijos, pero Mario era un muchacho que quería seguir viviendo su vida como si fuese soltero. Como este había entrado a trabajar en los ferrocarriles, tenía la excusa perfecta de inventarse viajes de fin de semana o de ir y venir al otro día de su trabajo.

De esta forma, Mario podía salir a las discotecas, mientras Carmen trabajaba en un colegio y vivía para sus hijos, atendiendo la casa y a su marido cuando venía “cansado” de trabajar. Así era de continuo el ritmo de la vida de ambos cónyuges.

Cuando no se quiere ver

Varias amigas de Carmen, en ese entonces, le habían confesado que las excusas de trabajo de su esposo eran falsas de que los fines de semana trabajara, ya que eso le permitía irse el fin de semana de juerga, Carmen jamás lo creyó o no lo quería creer en ese momento.

pareja tóxica3

pareja tóxica

Claro, que cuando Carmen le decía que sus amigas la invitaban a ir a tomar un café o festejar un cumpleaños, Mario se encargaba de que no fuera con ellas. Cansadas las amigas de que Carmen no fuera a ningún sitio y haciéndole caso a su marido de que no saliera, le mostraron varias fotos de él con diferentes mujeres.

Cuando vino Mario de una de sus andanzas, Carmen le mostró las fotos y éste lo negaba delante de su cara a tal punto, que le gritó y le levantó la mano diciéndole que ella se debía a él como esposa. O sea, Mario no quería asumir su culpabilidad en esa ocasión. Inclusive, Carmen en ese momento, no le denunció y no hizo nada por darle un fin a su relación de pareja.

Una sorpresa inesperada

Pero un día, como si el destino se ensañara con Carmen, Mario tuvo un ACV y quedó en terapia intensiva. Carmen silenciosamente, cuidó de él a tal punto, que casi no dormía velandolo de noche y día en el hospital. Cuando éste se recuperó y le dieron el alta, Carmen estuvo en todo momento al lado de su esposo, en su convalecencia.

Una vez que Mario se recuperó del todo, volvió a su vida de salir los fines de semana y a salir con mujeres, mientras Carmen seguía encerrada en su casa sin poder salir con sus amigas, lo cual la hacia una mujer sometida bajo las instrucciones de su esposo egoísta, porque siempre debía cuidar de sus hijos y esperar a que él llegara de su “trabajo” para ser atendido.

El descubrimiento de Carmen

Un día Carmen, ya no pudo más y fue así que cuando vio el móvil sobre la mesa, descubrió que Mario llevaba una vida paralela con otra mujer con la que había tenido un hijo, ya que leyó el whatsapp y vio fotos de él con la amante y el niño.

relaciones de pareja tóxica

relaciones de pareja tóxica

 

Carmen llorando en silencio y callada preparó lo que sería la última cena con su entonces marido. Y al otro día cuando su esposo se fue a trabajar, Carmen tomó sus maletas y a sus cuatro hijos y se marchó dejándole claro con una carta donde le decía de que no volvería a estar con él nunca más en su vida, ya que no solo había aguantado sus egoísmos sino que hasta tenía un amante e hijo y vivía una doble vida.

A todo esto, antes de abandonar el nido conyugal, fue con su abogado para mostrarle las pruebas que condenaban a Mario de tener una relación de bigamia con hijo incluido y hacer la denuncia en la comisaria, para aclarar que no había hecho abandono de hogar, sino que su situación era un tanto delicada.

No darse cuenta

En muchas ocasiones, las personas que están inmersas en relaciones amorosas tóxicas no son capaces de darse cuenta de que están viviendo situaciones de abuso. El amor que sentimos hacia esa persona puede obnubilar nuestro juicio y podemos tender a perdonar cualquier cosa. Es muy frecuente que este tipo de actitudes tóxicas se “normalicen” por parte de la víctima como en este caso Carmen.

Y a pesar de que los familiares y amigos puedan advertirnos de que algunas cosas que estamos soportando simplemente no son buenas, podemos seguir con los ojos vendados.

Ahora, analicemos entonces a lo que lleva a una pareja a ser tóxica.

Actitudes de control y celosía

  •  Le molesta que pases tiempo con tus amigos o familiares.
  •  Controla tus gastos personales, lleva un control innecesario sobre tus cuentas bancarias, o te pide explicaciones sobre tus facturas.
  • Investiga tus redes sociales y tu teléfono móvil.
  •  Pregunta constantemente por tus horarios y te planifica la vida sin pedirte opinión.
  • Cuando te hace un favor, exige que le compenses inmediatamente.
  • Te menosprecia y te da a entender que sin él/ella no serías nadie ni podrías seguir adelante.
  •  En reuniones familiares o con amigos, evitas emitir tu opinión sobre algo por miedo a que vuelva a reprenderte o a cuestionarte.
  •  Es habitual que use el chantaje emocional contigo: si no haces lo que él/ella quiere, se enfada.
  • Notas que cada vez que pasas tiempo con alguien del sexo opuesto, tu pareja se molesta en exceso y se pone celoso, obligándote a no ver más a esa persona.
  • Te trata con un exceso de paternalismo.
relaciones de pareja tóxica1

relaciones de pareja tóxica

Actitudes de falta de respeto y conflicto

  • Se mete con tu forma de vestir, intenta influir de malas maneras para que cambies tu estilo, etcétera.
  • Hace lo posible por restarle importancia a tus méritos y virtudes.
  • Le quita importancia a los problemas que le expresas, minimizándolos y diciendo frases del estilo “eso no es para tanto”, “no te quejes por vicio”, etc.
  • Cuando se produce una discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra.
  • Te culpabiliza de problemas que tiene en su vida laboral o con otras personas ajenas a la relación.
  • Siempre está recordándote todos los fallos y errores que cometiste en el pasado.
  • Has dejado de contarle los problemas de pareja a tus familiares, amigos y allegados porque sabes que si él/ella se entera, montaría en cólera.
  • Evitas explicarle los problemas o hablar sobre ciertos temas con él/ella porque sabes que se lo tomaría mal.
  • Se dirige a ti con exigencias y malos modos muy frecuentemente.
  • Toma decisiones que afectan a ambos sin pedir tu opinión, e incluso sin informarte.

Actitudes tóxicas en el ámbito sexual

  • Notas que mantienes relaciones sexuales con él/ella a pesar de que no tienes muchas ganas, solo por complacer sus deseos o para evitar que se enfade.
  • Te chantajea o exige que realicéis prácticas sexuales que no te gustan.
  • Te compara con otras parejas sexuales de su pasado.
relaciones de pareja tóxica2

relaciones de pareja tóxica

¡Cuidado! Todos tenemos actitudes tóxicas en algún momento

Hemos estado explicando todas aquellas actitudes y conductas que pueden ser señal de que tu pareja tóxica esté pasando por este mal momento. Pero cuidado, porque es muy fácil ver los fallos en los demás y muy difícil hacer autocrítica.

Solo será una relación de pareja tóxica aquella en que, de forma habitual, se produzcan varios de los problemas comentados. De todos modos, en ocasiones la situación puede ser reconducible gracias a la comunicación y las buenas maneras.

Conclusión

En otras parejas, es posible que no exista marcha atrás y que la relación esté condenada al fracaso como fue el caso que comentamos de Mario y Carmen. Por eso, es menester la obligación de que cada persona analice detenidamente la situación para saber si vale la pena intentar arreglar las cosas o no.

Responder

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: